En la ciudad de Antofagasta se realizó, este 20 y 21 de junio,  la Segunda  Jornada Regional  de SOCHIMI con el objetivo de descentralizar el proceso educativo y de actualización de conocimientos que lleva adelante la Sociedad para que todos quienes son parte del intensivismo  tenga las mismas oportunidades.

Este encuentro, al cual asistieron más de 150 intensivistas de todas las especialidades, fue calificado como exitoso por quienes formaron parte de él y reconocieron en la necesidad de seguir impulsando este tipo de espacios con el fin de acercar la capacitación a los especialistas.

La actividad, que se desarrolló en módulos y talleres,  tuvo un espacio denominado “Neurocrítico” donde se abordó Neuroproteccio?n y neuromonitoreo multimodal; Manejo de status convulsivo y Manejo inicial del TEC. También se discutió sobre “Infectología”, donde se debatió sobre Infecciones fúngicas en la UCI; Terapia Antimicrobiana en UCI: precocidad y sinergia y Definiendo esquemas antimicrobianos en infecciones nosocomiales.

En lo que respecta a “Sepsis” los espectros tratados dicen relación con Reconocimiento precoz y nuevas definiciones; Reanimacio?n inicial y monitoreo de la perfusio?n tisular y Cuidados de enfermería en paciente laparostomizado - manejo de VAC.  A ello, se agrega un módulo  de “Misceláneos”, donde se habló de AKI y técnicas de depuración en pacientes críticos: continua v/s. intermitente; Movilizacio?n en UCI - estrategias demostradas y Evaluación nutricional y principios del soporte nutricional (tiempos y metas).

Asimismo, hubo un espacio “Respiratorio” que permitió revisar la  VM protectora y estrategias de rescate en falla respiratoria catastrófica;  VMNI en falla respiratoria hipercapnia e hipoxica y Cánula nasal de alto flujo. Indicaciones actuales. En tanto, en el módulo de “Quemado” se pudo ver Shock del quemado reanimación inicial;  Manejo de superficie de paciente Gran Quemado e Injuria Inhalatoria. Manejo.

La Segunda  Jornada Regional  de SOCHIMI estuvo marcada por el entusiasmo y compromiso de los asistentes y sus organizadores, quienes valoran la descentralización educativa como una herramienta clave que permite el intercambio de conocimientos de una manera más justa y equilibrada.