Image

Desde que las investigaciones sobre la actividad cerebral llevadas a cabo por el Neurólogo y Siquiatra alemán Hans Berger se publicarán en el año 1.929 en su obra Sobre el electroencefalograma humano, lo cual promovió un rápido desarrollo de la neurología clínica y la neurofisiología, la electroencefalografía con sus posteriores avances tecnológicos se ha propagado a las Unidades de Cuidado Intensivo.

La electroencefalografía es un procedimiento diagnostico muy importante y no invasivo cuyo uso en pacientes críticos con injuria cerebral agua no solo es de gran ayuda diagnóstica ya que puede usarse como guía para evaluar la respuesta terapéutica. Aunque este el uso de esta técnica está asociado con la reducción de la mortalidad hospitalaria, la misma aún permanece infrautilizada. El uso preciso del electroencefalograma (EEG) en la unidad de cuidados intensivos requiere experiencia técnica y la interpretación adecuada por parte de un electrofisiólogo capacitado. Sin embargo la cantidad de especialistas en esta area es escasa, por lo que es necesario que el personal de salud directamente a cargo del paciente esté entrenado en reconocer diferentes patrones de actividad anormal. Así mismo, es importante  diferenciar entre artefactos propios de la técnica y cambios fisiológicos y patológicos en el  EEG que sugieren encefalopatía, actividad epileptiforme o convulsiones. La correcta interpretación del EEG proporciona información fundamental para iniciar los exámenes paraclinicos relevantes o definir la terapéutica adecuada.  Bajo esta premisa Latin American Brain Injury Consortium/Terapia Neurointensiva en Latinoamérica (LABIC) ha construido este curso de ELECTROENCEFALOGRAFIA PARA NO EXPERTOS.

Estamos seguros que será de gran aporte para quienes decidan tomarlo.

Bienvenidos!

MAS INFORMACION AQUI